La Heterosexualidad en la Diversidad

Muchas mamás y papás, incluso abuelas y abuelos, no contemplan la idea de que esa criatura que está creciendo en sus familias pueda no ser heterosexual (o sólo lo imaginan, quizá, como una desgracia). Sí, desde pequeños a las niñas y niños se les bombardea con información respecto de su preferencia sexual e identidad de género, aún en este siglo, se cree en la segmentación tonta de colores (azul y rosa). Se da por sentado que les tiene que gustar la niña o el niño del género (algunos creerán que del sexo) opuesto. Esto da cuenta de la necesidad tan grande que se tiene en darle visibilidad a la diversidad sexual y a la identidad de género, y no se trata de, imponer gustos ni preferencias a las niñas, niños y adolescentes, porque estos tarde o temprano se descubrirán como seres sexuados y con afectividades iguales o diferentes a la de sus amiguitas y amiguitos; aquello responde más bien a niñeces felices, libres de prejuicios, con capacidades de cuidarse y protegerse entre ellos sin importar género, sexo o identidad, por esto de que comprenden mejor las diferencias, minimizando las posibilidades de que se formen como personas homofóbicas y transfóbicas. Resulta curioso que algunas madres y padres, tengan tanto temor de que se les imponga a sus hijas e hijos ideas o ideologías, que ellos premeditadamente imponen.

Durante el mes de junio se conmemora el día internacional de la diversidad sexual. Defender y entender esa diversidad como base de una sociedad más humana es posible, pero ¿por qué este día tiene importancia? Hoy las personas siguen sufriendo agresiones por su orientación sexual o identidad de género, real o atribuida; basta con conocer la historia de Luis Álvarez, el joven de Sincelejo, que en días pasados sufrió una agresión bastante aberrante por el simple hecho de identificarse como ser diverso. La conmemoración de este día, a través de marchas, actos performativos, o intervenciones en vía pública, son una oportunidad para cuestionar la legislación homófoba y transfóbica, el sistema de educación, el qué (y el qué no) se está haciendo desde las escuelas y las guías de formación. Es una oportunidad para exigirle a las administraciones locales, gobernaciones y al mismo gobierno nacional políticas públicas que den cuenta de la necesidad que se tiene en derechos y visualización  en este respecto, además de que estas conmemoraciones empoderan a las personas diversas y son un aliciente que ayuda a cambiar la mentalidad de la gente, porque los derechos y las libertades de las personas nunca deben darse por sentados.

Si bien en Colombia ha habido avances en políticas, visibilidades y demás, es importante prestarle atención y especial cuidado al crecimiento de movimientos que excusados en buenas costumbres, en la niñez y la ortodoxia, expresan su odio, asco y rechazo a lo diferente, a las diversidades (incluso culturales). Cada día se ve con mayor fiereza personas que exigen el día del orgullo heterosexual, los mismos que se tiran “chistesitos”, comentarios, campañas -“ConMisHijosNoteMetas”- y discursos misóginos, homofóbicos y transfóbicos; políticos, youtubers, “famosos líderes” espirituales y demás personas que no entienden de qué va el día de la diversidad sexual.

Pensar que es necesario establecer el día del orgullo heterosexual, es no reconocer las luchas que a lo largo de los años las personas diversas han tenido, es un insulto a las víctimas por causas de género y es querer ocultar que en este país al que ama diferente lo callan. No, no hace falta un día del orgullo heterosexual, porque este también tiene cabida en la diversidad sexual, lo importante es que se entienda que el ser heterosexual es una diferencia más, y nunca pensar que es “la normalidad” sexual y reproductiva.

A todas las personas que se sientan, se identifiquen, se expresen y se vivan desde la diversidad les digo que esta es imparable, que tiene que ser incluyente y transversal, mirando siempre hacia esas travestis que iniciaron todo, y nunca olvidarlas ni convertirse en unos verdugos más. A quienes tristemente no se identifiquen desde una diversidad, bastará con que entiendan esa traducción hecha por los Wayúu, de un artículo de nuestra constitución, y que Jaime Garzón recalcó, que dice: “Nadie podrá llevar por encima de su corazón a nadie, ni hacerle mal en su persona aunque piense – y le agrego: ame – y diga diferente”.

Escrito por

Estudiante de Comunicación y Lenguajes Audiovisuales de la Universidad de Medellín. Con estudios en Negocios Internacionales de la misma universidad. Procuro tener siempre una opinion fundamentada sobre las cosas.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s