De lo inane y lo profundo

No recuerdo muy bien el mundo sin Internet, aunque llegó a mi vida cuando tenía ya más de diez años de edad. Mi primera experiencia de conexión fue abriendo una cuenta de Facebook, y gran parte de mi adolescencia la pasé decorando mi perfil de Hi5, hablando con mis amigos por MSN, y más tarde, […]

Leer Más